La administración Trump planea evitar que el gobierno use drones chinos
15767
post-template-default,single,single-post,postid-15767,single-format-standard,aawp-custom,bridge-core-1.0.6,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

La administración Trump planea evitar que el gobierno use drones chinos

La administración Trump planea evitar que el gobierno use drones chinos

La administación Trump cree que el uso de drones de fabricación extranjera por parte de medios gubernamentales puede ser peligroso por la información sensible que pueden llegar a recoger. Según su perspectiva, estos drones (o alguno de sus componentes) podrían llegar a recoger información relevante de los Estados Unidos que posteriormente podrían ser transferidos a estados nación adversarios.
En línea con este pensamiento, se está preparando una orden ejecutiva con la cuál todos los departamentos y organismos federales tendrían prohibida la compra o uso de drones fabricados en el extranjero debido a que estos pueden suponer un riesgo para la seguridad nacional. Esta iniciativa da más peso a la batalla de USA contra la tecnología fabricada por China, hecho en parte derivado de las creencias de que este país usa sus empresas tecnológicas para espiar a otras naciones.

La Administración Trump señala principalmente a los drones provenientes de China

Dentro de esta orden ejecutiva se señala un país en particular, China, lugar de donde son originarias la mayoría de compañías de drones, como es el caso de drones Dji. Aunque no se descarta que en un futuro esta iniciativa igualmente añada a más países, de este modo, el gobierno de Trump alienta a las organizaciones gubernamentales a utilizar y adquirir drones fabricados en Estados Unidos. Por lo que respecta a la Casa Blanca, no han realizado comentarios al respecto por ahora.
En caso de que esta iniciativa sea aprobada las agencias federales dispondrían de tan solo un mes para cumplir esta orden. No obstante, habrían excepciones para los organismos de carácter militar y de inteligencia.
El mayor perjudicado por esta medida sería Dji, empresa de origen chino que goza del título de ser la mayor fabricante de drones del mundo. El portavoz del DJI, Michael Oldenburg, tuvo lo siguiente que decir respecto a esta iniciativa:
Aunque no hemos visto el documento, esta propuesta es otro ataque a la tecnología de los drones basado en su país de origen, que según informes recientes ha sido criticado por agencias federales como el Departamento de Agricultura de los EE.UU., el Departamento del Interior, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, e incluso la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca.
Al comunicarse entre sí, los funcionarios de esos organismos han explicado cómo ese enfoque perjudica los intereses estadounidenses y no resuelve ningún problema de seguridad cibernética, y han reconocido que los productos de DJI han sido validados como seguros para su uso en operaciones gubernamentales.
¿Qué opinas acerca de las medidas que pretende tomar la administración Trump?¿Crees que tiene sentido o simplemente es una excusa para echar del mercado a uno de sus principales competidores? No te olvides de dejar un comentario.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies